Situación Económica de la Region año 2012


WhatsApp-Image-20160602Ante la insistencia de algunos medios de comunicación y varios comerciantes, sobre la recesión económica que vive la ciudad, nos tomamos la tarea de hacer algunas indagaciones, pues se presentan contrastes económicos que difieren de esa apreciación. Si bien es cierto que desde el nivel nacional, se ha observado una desaceleración en materia comercial, pero sin que esta produzca efectos negativos sino más bien índices moderados de crecimiento; no es menos cierto que en nuestra región esté sucediendo algo parecido pero con un fenómeno que ha desbordado cualquier racional opinión o comportamiento económico y es el altísimo valor monetario que han adquirido los inmuebles, especialmente los ubicados en el casco urbano de la ciudad de Ocaña y la explosión o aumento en la construcción de condominios, urbanizaciones y edificaciones, entre otros.

En los movimientos de las Entidades Bancarias de la ciudad, también se puede observar un repunte en cuanto a colocación y captación de dineros, con respecto al año 2011. En colocaciones de dinero la cifra para el año 2012, fue de $245.254.157.741., superior a los $202.721.085.458 del año 2011; resultando una diferencia de $42.533.072.283. Así mismo en captaciones de dinero en el año 2012, fue de $99.226.870.722., superior a los $86.109.562.106., del año 2011, resultando una diferencia de $13.117.308.616. Así mismo almacenes de cadena como el Éxito, abrieron sus puertas y está por vincularse Almacenes Olimpica además de proliferación de supermercados en el sector comercial y barrios periféricos; pudiendo observarse que en matrículas de establecimientos comerciales, personas naturales y personas jurídicas existió en el año 2012, un aumento en 264 de nuevas matrículas en relación con el año 2011.

El comerciantes tradicional, si ha sufrido una disminución en sus ventas ante el auge de establecimientos de comercio de personas de fuera de la ciudad y nuevos estilos de venta que captan la atención de los compradores, entre los más afectados, se encuentran los supermercados, las ventas de ropa y las ventas de electrodomésticos; además del constante problema de ventas informales e invasión del espacio público que merman considerablemente el accionar de los comerciantes formales.

Descrito en términos generales la situación, no observamos una disminución generalizada de la actividad económica de la región o fase descendente del ciclo productivo o reducción de variables económicas, en producción de bienes y servicios, de consumo, de inversión entre otros, descartando entonces una recesión como tal y más bien si podemos hablar de disminución en ventas de algunos sectores tradicionales.

Lógicamente, es preocupante que el grueso del comercio tradicional, sienta los efectos de la baja de sus ventas, unas veces en favor de un pequeño grupo de comerciantes con sus novedosas estrategias de venta o por coletazos de la problemática del país de Venezuela o por pérdida de clientes de los municipios vecinos, informalidad entre otras muchas causas. Ocaña, 3 de enero de 2013

RUBEN DARIO ALVAREZ AREVALO
Presidente Ejecutivo